Noticias | Agenda

PFV | Teatro

Encerrona de Pepe Viyuela en La Cochera Cabaret

El popular cómico presenta en Málaga su nuevo espectáculo, una reflexión sobre lo cotidiano desde la perspectiva del payaso
01-06-2017 21:57
0 votos
Pepe Viyuela estará este viernes en La Cochera. L. O.

Pepe Viyuela estará este viernes en La Cochera. L. O.

El cómico Pepe Viyuela presenta este viernes en el escenario de La Cochera Cabaret (21.00 horas) su espectáculo titulado Encerrona, una reflexión sobre lo cotidiano desde la perspectiva del payaso. La pequeña tragedia del fracaso diario en las pequeñas cosas es elevada a la categoría de fiesta en este montaje. La sucesión de frustraciones no conduce al hundimiento, sino a la reivindicación del error como parte nuestra, como aquello que nos construye, no como seres infalibles, sino limitados, vulnerables, pero, por lo mismo, humanos, sencillos, amables. El personaje que protagoniza la obra vive la experiencia de haberse quedado atrapado en el escenario. Cuando entra no sabe dónde se está metiendo. Está naciendo a una realidad nueva y va a toparse con ella.

Es un personaje engañado que entra allí porque le han dicho que ese es el camino y, de pronto, se encuentra frente a un público que le mira y parece exigirle algo. Él no viene a actuar pero se ve obligado a ello. El terror que provocan las miradas de ese público lo lleva a querer escapar, a buscar una salida. Solamente hay una, pero hay «alguien invisible» que le impide escapar y le obliga a permanecer en el escenario, enfrentándose a esos ojos que no se apartan de él.

Durante una hora y veinte minutos, como un bufón de corte arrojado al salón del trono, se ve obligado a actuar para el público. Está solo ante el peligro y sus únicos compañeros de travesía serán, a partir de ahora, una serie de objetos cotidianos con los que intenta salir del paso: una guitarra, una silla, una chaqueta, un periódico y una escalera. Con ellos como escudo, juega e improvisa, sufre y se divierte. Los objetos se transforman en sus manos en grandes amigos o en terribles enemigos, porque ha olvidado, o quizá no ha sabido nunca su uso. Como un niño, se enfrenta por primera vez a los objetos, para nosotros cotidianos, y para él absolutamente misteriosos y sorprendentes. Subir por una escalera o ponerse una chaqueta constituyen para él tareas casi imposibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook