Natillas ligeras

0 votos
Natillas ligeras

Un postre que encanta a los pequeños y que no tiene porque ser pesado

Ingredientes:

  • 1,5 litros de leche desnatada
  • 5 yemas de huevo
  • 2 ramas de canela
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • la cáscara de 1 limón
  • edulcorante

 

En un cazo se pone al fuego la leche, el edulcorante —al gusto—, la cáscara de limón y las ramas de canela.
 
Mientras, en un bol se baten las yemas y se les incorpora la harina diluida en un poco de leche fría. Cuando la leche rompa a hervir, se añade la mezcla de yemas y se deja cocer a fuego lento durante cinco minutos, removiendo con una
cuchara de madera para que no se pegue.
 
Transcurrido este tiempo, se sacan las ramas de canela y la cáscara de limón. Las natillas se vierten en platos individuales, se dejan enfriar y se decoran con canela en polvo.
 
El consejo
 
La leche desnatada tiene la misma cantidad de calcio, proteínas e hidratos de carbono que la leche entera; tiene menor cantidad de grasas y aporta menos calorías. 
 
En estos momentos, los organismos responsables de la salud recomiendan el consumo de leche y productos lácteos bajos en grasa, concretamente para la población adulta y anciana.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias...

Hay que cenar mínimo dos horas antes de acostarse

Tres cenas que te ayudarán a quitarte esos kilos de más

De la elección que hagas al final del día puede depender que la báscula juegue a tu favor o no

Productos de agricultura ecológica.

Producto ecológico o convencional, ¿qué conviene más?

En la agricultura ecológica se emplea técnicas tradicionales y naturales y se evita los productos químicos

Comida saludable para 2018.

¿Qué comeremos este 2018?

La comida saludable es la principal tendencia en los nuevos estilos de gastronomía y nutrición

Recetas para levantar el ánimo.

Tres recetas para levantar el ánimo

Una correcta alimentación producirá altos niveles de triptófano, la sustancia responsable de la felicidad