Noticias | Agenda

Teatro

'Señor Ruiseñor', en el Cervantes

La compañía de Barcelona 'Els Joglars' representa el sábado (20.00 horas) y el domingo (19.00) esta divertida sátira contra las patrias identitarias y el fanatismo
29-03-2019 04:00
0 votos

'Señor Ruiseñor'

  • Teatro Cervantes. Sábado, 30 (20.00 horas) y domingo, 31 (19.00 horas)
  • Entrada: De 9 a 24 euros

Señor Ruiseñor, la divertida sátira de Joglars contra las patrias identitarias y el fanatismo, llega este fin de semana al Teatro Cervantes. Se trata de una fábula con la que reivindican el cosmopolitismo y la universalidad de la Cataluña cívica y culta tomando el ejemplo del polifacético artista Santiago Rusiñol. La obra, que cuenta con la colaboración del CDN y del Teatro Calderón de Valladolid, donde fue estrenada en noviembre, subirá los telones del Cervantes el sábado 30 y el domingo 31 (20.00 y 19.00 horas, respectivamente).

«Rusiñol representa un mundo y un espíritu que no ha sido reemplazado. La sensualidad, la belleza y la vida alegre que él encarnaba han desaparecido. Queremos enfrentar aquella Cataluña de Rusiñol con la de ahora y reivindicar el arte como patria universal frente a las patrias identitarias», asegura Ramon Fontserè, que dirige y protagoniza esta función junto a Pilar Sáenz, Dolors Tuneu, Juan Pablo Mazorra, Rubén Romero y Xevi Vilà. Señor Ruiseñor, pieza escrita por Fontserè con la colaboración de Tuneu y Alberto Castrillo-Ferrer, comienza cuando un jardinero debe dejar el trabajo por culpa del reúma y es reubicado en el Museo Rusiñol, donde interpretará al pintor en las visitas teatralizadas.

Este montaje ya se ha representado en Madrid, Alicante, Zaragoza, el 42 Festival de Teatro de El Ejido y la población barcelonesa de Canovellas, entre otras plazas, y llega a Málaga dentro de una gira que recorrerá distintos puntos de la Península. El montaje se apoya en un espacio muy funcional y visual, con coreografías y proyecciones de los cuadros de Rusiñol.

La acción se sitúa en el Museo de Santiago Rusiñol, destacado intelectual y bohemio catalán, considerado padre del Modernismo, que se está desmantelando para transformarlo en el Museu de la Identidad. El antiguo jardinero y ahora guía del museo se convierte en Rusiñol sufriendo alucinaciones provocadas por la morfina a la que también era adicto el pintor, unos delirios que sirven para construir una mordaz crítica sobre la Cataluña actual frente a la culta, cosmopolita y cívica que él representó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook