Noticias | Críticas de Cine

Los Muppets

"Mientras los niños disfrutan con los gestos y las expresiones de los muñecos; los adultos lo pasamos en grande con una historia de buenos y malos"
10-02-2012 15:30
0 votos
Los Muppets Los Muppets

Los Muppets Los Muppets

Los caminos del cinéfilo-teleadicto son felizmente inescrutables: va uno con el cuerpo hecho a ver una intimista película iraní y, por una confusión entre salas, horarios y periódicos, acaba con un refresco y una bolsa de cortezas, viendo la resurrección cinematográfica de aquellos Teleñecos que tan felices nos hicieron cuando éramos niños.

 

¡Y lo disfruta! ¡Y a lo grande!

 

Siempre que me enfrento a una película infantil hago por imaginar qué puede sentir un niño mientras la está viendo. En el caso de los Teleñecos (eso de bautizarlos como Muppets me parece algo bochornoso y atentatorio contra la memoria televisiva de varias generaciones de españoles), el chavalito que la veía junto a su padre, cantaba. Y se lo pasaba tan ricamente. No creo que entendiera nada de la historia, la trama o los personajes. Pero cantaba. Y reía.  

 

Eso es lo que más me gusta de las películas “para niños”: cuando son buenas, llegan a todos los espectadores y, pequeños y mayores, disfrutamos por igual. El ejemplo paradigmático de los últimos años serían las joyas de Pixar, un prodigio que atrapa y emociona por igual a infantes y adultos.

 

No. No quiero decir que los Teleñecos estén a la altura de “Up”, “Wall E” o “Ratatouille”, ni mucho menos. Pero sí que, mientras los niños disfrutan con los gestos y las expresiones de los muñecos; los adultos lo pasamos en grande con una historia de buenos y malos en la que los buenos son buenísimos y los malos, malísimos.

 

Una película que apela a la nostalgia para criticar la avaricia sin límite del capitalismo más cerril, frío y desapasionado; reivindicando las bondades de un humor intemporal, festivo, inteligente y no agresivo.

 

El guion de la película es tan sencillo como ingenioso: para salvar de la ruina al viejo teatro de los Teleñecos, la inefable Rana Gustavo, con sus mohines incólumes e imperecederos, decide volver a juntar a la Banda (Gonso, Peggy & Co.)

 

Siguiendo el esquema de la abrasadora “Granujas a todo ritmo”, pero sin su encanallamiento, y con un emocionante final de estirpe netamente capriana, la resurrección de los Teleñecos puede entenderse como una reivindicación generacional de una sociedad en crisis que debería ser más solidaria, más cohesionada y menos agresiva.

 

Una sociedad que tiene que recuperar las ilusiones perdidas en la feroz carrera de ratas del enriquecimiento a toda costa. Una sociedad que vuelve a luchar por proyectos artísticos y culturales, que da más importancia al factor humano que al puramente económico y comercial.

 

¡Que tengan que ser unas marionetas las que nos lo recuerden! ¡Larga vida a los Teleñecos (ahora conocidos como Los Muppets…)!

 

http://www.granadablogs.com/pateandoelmundo/

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

De cine

El actor Ryan Gosling.

Ryan Gosling, un actor completo en todos los registros

El actor vive un momento profesional espléndido en el día en que sopla 39 velas

Imagen de 'La guerra de las galaxias'.

Cinco Récords Guinness del cine que desconocías

Curiosidades que igual te han pasado por alto, pero que seguramente te sorprenderán

El director de cine Woody Allen.

Woody Allen y Amazon ponen fin a su litigio

El cineasta ha llegado a un acuerdo con los estudios de la compañía para cerrar la demanda que tenía contra ellos

El director Roman Polanski.

Roman Polanski, acusado de violar a una actriz francesa

Los hechos se remontan a 1975, según ha explicado la propia intérprete en una entrevista

Fotos de cine

Buenos principios
Buenos principios
Buenos principios
Buenos principios
Buenos principios

Buenos principios

Henri es un escritor de mediana edad en crisis: hace más de 20 años escribió [..]

Prev
Next