Noticias | Planes

Música

"El flamenco viene de los gitanos y es donde menos zancadillas he tenido por ser mujer"

Entrevista a la cantante gaditana Niña Pastori (María García), que este viernes actuará en el Auditorio Municipal
12-07-2019 03:00
0 votos
Una imagen promocional reciente de la cantante gaditana Niña Pastori.

Una imagen promocional reciente de la cantante gaditana Niña Pastori.

Niña Pastori (María García), gaditana de San Fernando de 41 años, es una cantautora mestiza de flamenco que ha vendido más de dos millones de copias en sus 22 años de carrera. Este viernes estará en el Auditorio Municipal de Málaga, dentro de la gira del álbum Bajo tus alas, disco que debutó en el número uno de la lista oficial de ventas a finales de abril del pasado año y mantuvo esa posición durante dos semanas. Charlamos con la popular cantante.

Niña Pastori lleva veinte años en los escenarios, ¿qué queda de esa niña?
Quedan muchas cosas, porque hay muchas cosas que van de serie, que se llevan en la sangre y no cambian: la personalidad y el gusto por lo que hago, por ejemplo. Estoy enamorada de mi profesión desde niña y eso no ha cambiado. Me sigo subiendo al escenario con la misma ilusión que entonces, aunque es evidente que hay cosas que cambian, y que la experiencia es algo maravilloso, pero el gusto por lo que hago y el amor sigue estando ahí, es el mismo.

Tiene 41 años. ¿Ha sido muy dura la crisis de los cuarenta?
¡Tengo 41, sí! [Risas]. A mí me encanta cumplir años. Como he dicho antes creo que la experiencia es algo maravilloso y llega con los años, aunque hay algunos que cumplen años y es como si no los cumplieran... Yo creo que es una maravilla para todo: se prioriza qué te hace feliz y cuáles son tus gustos, y eso se consigue a base de vivir, y eso a mi me encanta. Por lo demás no soy demasiado presumida y por eso no me ha preocupado demasiado la imagen. Me preocupa más sentirme bien, estar fuerte y cómoda que el aspecto físico.

En su último trabajo canta Mi Libertad.
Libertad y amor son dos de las palabras más bonitas que tenemos y es maravilloso poder tener libertad para expresar el arte, lo que cada uno haga o le guste. La libertad abarca mucho y es una palabra que hace años estuvo marinada, se asoció a la libertad de los presos. Pero lo que significa es maravilloso.

Es importante recalcar la importancia de la libertad para la mujer, ¿qué opina?
Nuestras abuelas y bisabuelas ya han hecho mucho por nuestra libertad, pero hay que seguir luchando en esto, hay que seguir luchando, no se puede tirar la toalla.

Es hija de padre mayo y madre gitana. ¿Cómo ha influido esto en su carrera musical?
Fíjese que el flamenco viene de los gitanos y es donde menos zancadillas he podido tener por ser mujer. Ha habido muchas mujeres dedicadas al baile y cantaoras con nombres fuertes. Yo nunca sentí nada, he trabajado como cualquiera para conseguir objetivos, pero hasta ahí. También es cierto que mi público es más minoritario y es más de admiradores que de fanáticos, y ahí tampoco he notado obstáculos por ser mujer.

El flamenco puro parece que no está pasando su mejor momento.
Así es, el flamenco más puro y tradicional lleva ya unos cuantos años que no está tan de auge, aunque es verdad que siempre ha sido de minorías y que no hay tanto público para ese flamenco puro y tradicional. El que hago yo es otra cosa, lo abre un poco y lo suaviza al oyente.

Rosalía, ¿es o no es flamenca?
Rosalía me encanta, la admiro como artista. Ha inventado un estilo, ha creado una historia, y para mí merece todo el respeto del mundo. No voy a catalogar si es o no flamenco: evidentemente no es una cantaora de flamenco que canta seguidillas sentada en una silla, pero su forma de expresarse sí tiene un deje flamenco. El problema es que necesitamos ponerle nombre y apellido a todo. Qué más da: Rosalía hace música, buena música, de corazón y que le sale del alma, vamos a dejarlo ahí. Pero parece que hay que ponerle nombre a todo. Para mí cuando alguien crea su propia historia merece todo mi respeto.

¿Qué melodía le pone a su vida en estos momentos?
Bajo tus alas. Esta canción la hicimos entre mi marido, mi hija Pastora y yo. Es la que más me gusta y la que más me satisface en estos momentos.

¿Cómo lleva lo de ser una mamá artista?
Se hace y ya está, como hacemos todas las que trabajamos. Nuestra vida es muy complicada, pero yo soy afortunada hasta para eso. El tiempo que pierdo en una gira lo suelo compensar.

¿Un sueño de Niña Pastori?
Hay veces que los sueños no se pueden contar para que se cumplan, pero yo he cumplido muchos y poder vivir de lo que me gusta es lo más importante. Mi trabajo me da muchísimas satisfacciones y he cumplido mucho más de lo que soñé en su día. Quiero seguir así, no quiero nada especial: seguir cantando con mi gente, que mi público disfrute con lo que hago... La vida no son más que ratitos y momentos.

¿Qué escuchará su público en Málaga?
Espero que lo pasemos bien y la gente pase un buen rato y eche fuera lo que nos agobia cada día, como hago yo cuando voy al cine o a un concierto de algún artista que me gusta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook